Anuncios Publicitarios

Las protestas en Brasil ponen en riesgo la Copa Confederaciones

Brasil

Que la Copa Confederaciones ha sido perturbada por el “despertar del gigante” es una certeza que se vive en las calles brasileñas e incluso dentro de los estadios, donde las pancartas y los cánticos con los lemas de las protestas logran atribuirse a las reglas de la FIFA y son alzados y aplaudidos a mitad de partido, como sucedió en el duelo entre España y Tahití, en el Maracaná.

Pero lo que más intranquiliza a las selecciones no es el interior de las arenas, sino el volumen y el tono que están logrando las movilizaciones en todo el país pero principalmente en las ciudades sedes de la Copa. Más de un millón de personas salieron a las calles en al menos 80 metrópolis brasileñas y en Río de Janeiro, Brasilia y Salvador, entre otras ciudades, hubo desafíos entre la policía y los manifestantes. En Río, el centro de la ciudad se transformo en una batalla campal y la Policía Militar cerró las arterias importantes para contener el avance de la marcha que intentaba dirigirse al Maracaná.

Según la ‘Ley General de la Copa’, si el país que alberga la competición no da señales de avalar la seguridad de las delegaciones y de los aficionados, el evento logra suspenderse automáticamente. En ese caso, un seguro millonario sería activado.

Compartelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn